Cómo encontrar la paz interior

No eres la primera persona que busca encontrar la paz interior. Muchos han buscado una solución, pero han encontrado casi el mismo resultado:

  • 7 pasos para encontrar la paz interior y la felicidad.
  • Cómo buscar la paz dentro de ti mismo.
  • Consigue tener paz interior hoy.

Muchos hablan de temas como balance, control, preocupación y estrés, y te dan sugerencias tales como:

  • “Practica meditación”
  • “Sé más agradecido y sonríe más”
  • “Respira y mantente tranquilo”
  • “Pasa más tiempo al aire libre y en la naturaleza”
  • “Ayuda a otros, haz cosas buenas y te sentirás mejor”

Hay muchas recomendaciones más, y algunas funcionan mejor que otras. Sin embargo, ninguna de ellas te dará la paz interior que estás buscando.

El evangelista Billy Graham dijo: “Imagina que tienes todo el conocimiento, toda la riqueza y todo el poder del mundo entero hoy, pero pierdes tu alma. Verás, toda la gente está en la búsqueda de algo, [y lo busca] en las drogas, el sexo y el entretenimiento. Queremos algo, pero no sabemos bien qué es. Y se nos escapa: no lo logramos encontrarlo”.

Existe un vacío dentro de todos los seres humanos, y la gente piensa que puede llenarlo con distintas cosas para satisfacer su necesidad. Piensan que llenarán su vida de paz y felicidad cuando logren llenar ese vacío interior.

Billy Graham continuó diciendo: “Salomón fue el gran rey de Israel… Sus ingresos eran asombrosos. Nadie en la historia podía compararse con Salomón en valor financiero. Todo lo que podía soñar, lo tenía. ¿Sabes cuántas esposas tuvo? Setecientas. Pero eso no lo satisfizo… Tenía todo el placer a su disposición. Pensó que eso le traería la paz que anhelaba, sin embargo, después dijo: ‘Pero al mirar todo lo que había trabajado tan duro para lograr, todo era tan insignificante’. Fue una burbuja que se desvaneció. No logró satisfacerlo. Debe haber algo más allá que logre satisfacer. ¿Qué es?”

La gente ha intentado encontrar la paz interior por medio de experiencias, fama, logros, dinero, sexo, y todo lo demás en el mundo. Hay una solución mucho mejor a este dilema.

El Sr. Graham concluye diciendo: “Algo te falta dentro de tu corazón. No sabes qué es. Lo que te falta es tener una relación personal con Cristo”.

Permite que Jesucristo cambie tu vida y te de la paz interior que buscas.

COMPARTELO CON UN AMIGO:

Paso 1 – ¡Dios te ama y tiene un plan para tu vida!

La Biblia dice, “Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, [Jesucristo] para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna” (Juan 3:16). Jesús dijo, “Yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia,” lo que significa una vida completa y llena de propósito (Juan 10:10). Pero aquí está el problema:

Paso 2 - Somos pecadores y estamos separados de Dios.

Todos hemos hecho, pensado o dicho cosas malas, lo cual la Biblia llama ‘pecado’. La Biblia dice, “Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios” (Romanos 3:23). Las consecuencias, o la paga del pecado, es muerte—separación espiritual de Dios (Romanos 6:23). ¿Las buenas nuevas?

Paso 3 - ¡Dios envió a su Hijo a morir por tus pecados!

Jesús murió en nuestro lugar para que nosotros podamos vivir con Él eternamente. “Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:8). Pero no terminó con su muerte en la Cruz. ¡Resucitó y vive todavía! “Cristo murió por nuestros pecados … fue sepultado … resucitó al tercer día según las Escrituras … se apareció a Pedro, y luego a los doce [discípulos]. Después se apareció a más de quinientos” (1 Corintios 15:3-6). Jesús es el único camino a Dios. Jesús dijo, “Yo soy el camino, la verdad y la vida—le contestó Jesús—nadie llega al Padre sino por mí” (Juan 14:6).

Paso 4 - ¿Te gustaría orar para recibir el perdón de Dios?

No hay nada que podamos hacer para ganar la salvación; somos salvos por la gracia de Dios cuando tenemos fe en su Hijo Jesucristo. Sólo tienes que reconocer que eres pecador, que Cristo murió por nuestros pecados, y pedir, con una oración, Su perdón. Orar es simplemente hablar con Dios. Él te conoce y te ama. Lo más importante para Él es la actitud de tu corazón: la honestidad. Sugerimos hacer la siguiente oración para aceptar a Jesucristo como Salvador:

“Querido Señor Jesús, Sé que soy un pecador. Te pido perdón y me aparto del pecado. Creo que moriste por mis pecados y resucitaste para darme una nueva vida. Te entrego el control de mi vida. Te invito a entrar en mi corazón y en mi vida. Confío en ti como mi Señor y Salvador por el resto de mi vida. En tu nombre, Amén.”

¿Hiciste está oración?